miércoles, 16 de noviembre de 2011

Por qué

Dime por qué estoy muriendo.
Dime por qué cada minuto y cada segundo agonizo,
la razón por la que se descompone el tiempo
y se pudren las esperanzas.
La ausencia es mi peor virtud,
¿por qué escogiste enseñarme a llevarme bien con ella?
Abrazando sombras del olvido,
me pierdo en un camino que de señales confusas.
Dime por qué estoy muriendo.
Dime por qué mis versos suenan a ti,
la razón por la que te conocen y se visten de tu métrica,
y se deshacen entre lágrimas.
No me negaste tres veces sino mil, 
una vez más la palabra más terrible ronda mis oídos,
tú, tu voz, tu negativa...
Niégame una vez más.
Dime por qué estoy muriendo.
Dime por qué, si te amo,
la razón por la que tú me has olvidado
y dejas a un lado simples trozos de mí.







No hay comentarios:

Publicar un comentario