sábado, 2 de abril de 2011

:(

Dame un beso que encienda las cenizas; dime que soy única para ti. Haz que el susurro del viento me traiga silencio vacío junto a tu silencio, que el tacto de tu piel grabe a fuego en mis poros que no deseas otros tactos. Dame una noche entera pupila contra pupila, sin que corra el tiempo. Haz que no tenga dudas, grita ante el mundo entero que me has entregado tu corazón en un envoltorio de caricias. Dame una sonrisa cómplice cuando el resto tenga envidia de nuestras manos unidas; diles a todos nada y, cuando pregunten, todo. Hazme el mejor regalo que podrías hacerme: tú...

No hay comentarios:

Publicar un comentario