martes, 1 de marzo de 2011

Derrota


No fui lo bastante buena, lo siento. No fui capaz de verlo. No me di cuenta, lo lamento: cuando suenan las trompetas de la derrota, es mejor retirarse para no sufrir más heridas de lo necesario...

No hay comentarios:

Publicar un comentario