lunes, 8 de marzo de 2010

Ganas o pierdes

Dicen que quien no arriesga no gana, ¿no es así?
Bien, se puede corroborar sin apenas margen de error que quien emitió ese enunciado era todo un valiente, un verdadero vencedor con la fortuna de su lado que no se dejaba llevar por el pánico ni en las situaciones más desesperadas.
La verdad es que esa frase es una gran mentira. Una gran y colosal mentira que es capaz de amargar la existencia a las personas que no son valientes ni unos vencedores natos. Quien no arriesga no gana, pero tampoco se expone a un dolor irreparable o a un desatino que puede suponer un derechazo a su autoestima.
Perdonad si no arriesgo, pero es que no me apetece sufrir. A veces soy masoquista, pero no tanto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario